Luego de una reunión ordinaria de la Junta Ejecutiva Nacional del Partido Unión y Entendimiento (Puente), el presidente de la tolda, doctor Hiram Gaviria, se pronunció respecto a la problemática del país, el referéndum revocatorio y la Toma de Caracas del próximo primero de septiembre.

En primer lugar, los problemas económicos y sociales, lejos de solventarse, se agravan”, dijo Gaviria desde la sede del partido.
Aumenta el desabastecimiento, la inflación, es decir, el hambre. Cada vez es más difícil conseguir los productos de la dieta básica, y cuando se consiguen hay que pagarlos a precios exorbitantes. Hoy en día un cartón de huevos está en 3500 bolívares, por lo menos. Un kilo de queso blanco, 4000 bolívares; un kilogramo de pollo, 2200; la carne en 4000; un kilogramo de leche en polvo, 4500, para citar sólo algunos rubros de la canasta alimentaria.

Gaviria señaló que hay especialistas que aseguran que para una familia de cinco personas hay que disponer de al menos 300.000 bolívares mensuales para adquirir estos productos esenciales, por lo que el reciente aumento del salario mínimo decretado por el Ejecutivo Nacional si bien pudiera ser una señal en beneficio de los más desfavorecidos.

Es una oferta engañosa para los trabajadores y un castigo para los pequeños y medianos empresarios. De hecho, hay muchas dependencias públicas en donde el salario mínimo ni el cestaticket a los nuevos niveles se ha venido pagando. Para que verdaderamente aumente el poder adquisitivo de la población hay que mejorar la capacidad productiva de Venezuela, generar mayores empleos, y por esta vía que el poder adquisitivo verdaderamente aumente. Frente al hambre, nosotros creemos que debe haber un gran diálogo nacional, acuerdos para reactivar la producción y el empleo nacional.

Pero no solamente hay hambre de alimentos, hay hambre de cambio en Venezuela, Puente ratifica su identificación, su compromiso, con el referéndum revocatorio y con todas las iniciativas que conduzcan a aumentar la presión social y política de forma pacífica, para que tengamos la salida electoral este año.

Por ello, Puente participará en la gran marcha que ha propuesto la Mesa de la Unidad Democrática para el próximo primero de septiembre en donde exigirá la fecha para recoger el 20% de firmas del electorado nacional para
activar el referéndum revocatorio, e invitó a toda la ciudadanía a unirse a la actividad.

Que nadie se quede en su casa, que todos se movilicen, en el interior del país hacia las capitales, de las capitales de los estados hacia Caracas, y que millones de venezolanos le digamos al Gobierno que hay necesidad de cambio en paz y en democracia, y le digamos al mundo también que Venezuela quiere cambio en paz y en democracia. Puente se identifica, reafirma su vocación democrática de cambio, e invita a esta gran marcha del 1° de septiembre

Dijo Gaviria, asegurando que Puente se movilizará los días que haya que recoger el 20 % de las firmas para darle fecha al revocatorio. Adicionalmente Puente propone que después del revocatorio se conforme un gobierno de unidad nacional para asegurar la transición pacífica en Venezuela.

Que ese gobierno incluya a los factores democráticos de la oposición, pero también a factores que aún comulgan con las ideas del oficialismo, que no han sido señalados por hechos de corrupción, de tráfico de drogas, de violación de derechos humanos, y que permanecen del lado del oficialismo porque tienen razones, no porque tienen intereses de estar allá. Bienvenidos a ese gobierno de transición y unidad nacional.

Gaviria considera que ese gobierno debe contar con el apoyo de las Fuerzas Armadas institucionales de Venezuela, y también de los empresarios, trabajadores, académicos, estudiantes, comunidad internacional e iglesias, especialmente la Iglesia Católica.

Para que sea un gobierno con piso sólido.

Por último, el partido hace un llamado a los que han sido designados por la Unión de Naciones de Suramérica como facilitadores para el proceso de diálogo en Venezuela, para que dicha facilitación se amplíe e incluya a la Iglesia católica, en particular al Vaticano

Yque al mismo tiempo estos facilitadores, ampliado por la Iglesia católica y con otras instancias y personalidades, no pongan trabas para que los venezolanos nos expresemos en paz y en democracia con el referéndum revocatorio este año y con un gobierno de unidad nacional.

Puente reafirma su vocación democrática, concluyó Gaviria.

Debemos ser un partido de cambio, pero también queremos ser un instrumento para la reconstitución nacional. Y aquí reunidos, con su dirección nacional, con los presidentes y secretarios generales del partido en
muchos estados de la República, le decimos al país que Puente es factor de cambio, un factor para la transición para la unidad nacional.