El doctor Hiram Gaviria, presidente del partido Unión y Entendimiento (Puente) y experto en temas agroalimentarios hizo una nueva gira por el estado Sucre, para reunirse con pequeños productores y comerciantes del sector pesquero.

Desde el muelle de Cumaná se pronunció sobre la situación de esta importante actividad.

La pesca no ha escapado a la tragedia de los sectores productivos nacionales víctimas de equivocadas políticas oficiales, dijo Gaviria.

Venezuela fue un importante productor y procesador de especies marinas, como el atún, las sardinas y los camarones, pero hoy vemos cómo este esfuerzo de tantos años y de varias generaciones navega a la deriva. Nuestro país poseía una de las más importantes flotas de captura de alta mar, así como de miles de embarcaciones artesanales. Hoy todo eso está naufragando. La producción de sardinas ha pasado de 240 mil a 30 mil toneladas anuales, y el atún que antes abastecía plenamente nuestro mercado y que exportábamos ahora lo traemos de Ecuador, agregó.

Las causas de esta trágica situación han sido la eliminación de la pesca industrial, el contrabando y escasez de  combustible, los altos precios de motores e implementos para las faenas de pesca, la inseguridad que padecen nuestros pescadores por el robo de sus medios de producción, las confiscaciones de empresas como La Gaviota, y la regulación de precios.

Ahora hay menos oferta, sobre todo de especies populares como las sardinas, tahalí, coro-coro, catacos y pepitonas. Y, lo peor, los precios son inalcanzables para los consumidores más pobres”.  Venezuela, sin embargo, puede revertir esta situación, afirmó.

Habría que modificar la ley de pesca y permitir la pesca industrial en nuestra fachada atlántica, regularizar el suministro de combustible, renovar las embarcaciones, brindarles seguridad personal a nuestros pescadores y fortalecer las procesadoras nacionales. Esto requiere de una nueva orientación de la política económica, concluyó Gaviria.

Partido Unión y Entendimiento

Puerto de Cumana